dimarts, 10 de novembre de 2015

NO APLIQUES, pásalo


Un pesticida, directamente relacionado con las causas del Párkinson
El parkinson no tiene su origen en el cerebro, como se pensaba, sino según las últimas investigaciones es en el intestino delgado. Según las investigaciones llevadas a cabo en Alemania en las que ha tomado parte el científico español Francisco Pan-Montojo, la gran mayoría de los casos de Párkinson están relacionados con la contaminación ambiental, en concreto con el uso de pesticidas.
 La culpable  es una sustancia de origen vegetal que se utiliza como insecticida.


  • Se conoce desde hace dos mil años en su forma natural, y está empezando a ser controlada y prohibida en la mayoría de países.
  • Hoy en día, el mayor riesgo lo soportan las personas que trabajan con estos productos, como los agricultores. Para el consumidor hay controles alimentarios bastante fiables.
Cómo actúa
  • La rotenona actúa en forma dañina sobre las células nerviosas del intestino.
  • La célula modifica su composición y forma un compuesto tóxico que es expulsado.
  • Su proteína es captada por las neuronas, que a su vez se modifican y las expulsan, pero vuelven a recaptarse por otras neuronas.
  • De este modo la proteína alterada llega al cerebro y causa los síntomas motores de la enfermedad: temblores, rigidez, movimientos lentos, inestabilidad, etc…

La solución está cerca
Existen múltiples estudios que relacionan herbicidas y pesticidas con el cáncer y el párkinson. La novedad está en que se explica el mecanismo concreto de propagación de la enfermedad, lo que supone una información vital para fabricar el fármaco capaz de combatirla.
Se calcula que aproximadamente en una década, se podrá curar la enfermedad, lo que combinado con una detección precoz, ofrece esperanzadoras posibilidades.