dimecres, 9 d’octubre de 2013

Defendamos las pensiones públicas

Las reformas acometidas por los distintos gobiernos europeos -con especial virulencia en el ajuste, robo y expolio de las clases asalariadas en los gobiernos del sur de Europa- garantizan el orden seguro del dinero por medio de revertir la riqueza social hacia los activos financieros. Así, el artículo 135 CE, convierte en inexorable el endeudamiento permanente de la ciudadanía, la cual es la “responsable” de devolver la deuda ilegitima. 
Asalariados/as activos, por medio de las Reformas Laborales y de la Seguridad Social, son subsumidos “plenamente” en el capital, al cual tienen que plegarse de manera autoritaria para la realización de su tasa de beneficio.
Se comienza por el origen, el estado Social y de Derecho. Este queda no solo cuestionado, sino dinamitado, al constituir un nuevo orden político, donde el principio de legalidad puede ser subvertido en los órdenes sociales y laborales por mandato de unos legisladores que no son constituyentes, actuando como verdaderos golpistas en la acepción más política del término: se cambia el modelo y se vuelve a un modelo autoritario y antidemocrático, la seguridad jurídica ya no radica en los Derechos, sino en el dinero.
 EL ARTÍCULO 135 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DESDE EL 27 DE SEPTIEMBRE DE 2011:
“Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.
El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros.
Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisión.
El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación con el producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”. 
  1. Reducir el debate a la “pensión de jubilación”, no solamente resulta tramposo y antisocial sino que además, se estaría trabajando en la lógica de la “redistribución a la inversa”, es decir, los privilegiados, los poderosos, se apropian de recursos públicos por la vía de no contribuir con sus impuestos a la financiación de la cobertura de necesidades ante hechos protegidos por el sistema público de Seguridad Social, las pensiones por ejemplo, y además, ahora, se pretende exigir a cada “asegurado/a” que él sea el proveedor de su necesidad (pensión), si quiere ir más allá de “conformarse con una pensión asistencialista”.
  2. La jubilación es un DERECHO, al igual que las Pensiones, las cuales serán adecuadas y periódicamente actualizadas:
Artículo 50 CE: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”

  1. LAS PENSIONES HAY QUE PAGARLAS, y punto:
Los Sistemas de Seguridad Social, representan un conjunto de medidas que adoptan los Estados para proteger a sus ciudadanos frente a diversos riesgos: enfermedades, accidentes, invalideces, vejez, subsidios de desempleo, pensiones, etc. Se engloban dentro de las denominadas políticas de gasto social.
Estas medidas protectoras fueron implantadas por parte de los Estados, de forma más o menos universalizada entre la crisis de 1929 y la Segunda Guerra Mundial.
La concepción de la política social  se asienta en el hecho de que o bien se tiene trabajo – condición necesaria para tener cubiertas las necesidades vitales de la persona humana, pues los estados “sociales” no tienen como derecho subjetivo y universal una renta básica o salario social que permita vivir dignamente y no depender del trabajo obligatorio-, o bien cuando el trabajo se pierde, el ciudadan@ tenga medios protectores suficientes.
El sistema de Seguridad Social es la esencia del Estado Social según lo establecido en el artículo 1.1 de la Constitución “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico de libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

  1. Pacto de Estabilidad y las reformas en las políticas de gasto:
El papel de La Comisión Europea:
La Comisión alertaba ya en el 2003, del “peligro de que en las próximas décadas se produzcan desequilibrios financieros”. Concentraba el riesgo en Alemania, Grecia, España, Francia, Italia, Austria y Portugal.
Según la Comisión, todos estos países corrían riesgos de llegar a porcentajes “insostenibles” de deuda pública, multiplicando por tres, cuatro o cinco veces el límite establecido en Maastricht -60%- y, consecuentemente, el pacto de Estabilidad, saltaría por los aires. ¿Qué recomienda, obliga? Que los gobiernos de la Unión se concentren en el gasto de las pensiones y el sistema sanitario; mejorar el mercado de trabajo por medio de una prolongación de la vida laboral; reducir la deuda y el déficit.
 gastos pensiones
Políticas de “austeridad” y recortes-, es una tendencia clara de un cambio de orientación en las políticas de protección social, la cual, desde el enunciado ideológico se rige por el principio neoliberal de asistencialización de la protección básica  que se da a l@s ciudadan@s de los países, acompañada de la mercantilización de la protección adicional (planes privados de pensiones, seguros, etc.) para aquellos sectores sociales instalados e integrados, junto con la territorialización de la protección social y expulsión de los inmigrantes de los beneficios de la misma.

  1. Sistemas de reparto, sistemas de capitalización:
  • El sistema de reparto se define como el modelo en que en un período (un año, por ejemplo), las cotizaciones de quien están en activo, sirven para pagar las pensiones o prestaciones de quienes se encuentran jubiladas o han generado derecho a alguna pensión.
  • El sistema de capitalización es aquel en que las pensiones de las personas no activas se financian mediante el capital acumulado de sus propias aportaciones a lo largo de toda la vida activa (capacidad de generar ahorro privado), más los intereses o rendimientos de dicho capital.

EL SISTEMA PÚBLICO DE REPARTO:
 Genera capacidad de redistribución de renta entre generaciones.
Genera mecanismos de solidaridad en cuanto en tanto se establecen pensiones mínimas y prestaciones no contributivas.
El funcionamiento de caja única introduce un factor esencial de redistribución de renta en el ámbito territorial y al ser un sistema contributivo, de imputación directa, es decir, se cotiza directamente sobre la renta que se genera [excepción de aquellos vectores de rentas que están por encima de las bases máximas, siendo este mecanismo fiscal, un factor de privilegio para el 12% de la población activa, a la vez que sustrae ingresos necesarios al sistema], es el factor progresivo que distribuye la riqueza que socialmente se produce.
sistemas pensiones
  1. Los problemas en los Sistemas Públicos de Pensiones: los intereses en juego:
Los argumentos acerca de la inviabilidad se mueven en dos parámetros:
a) Crecimiento de la población a proteger, debido a una menor tasa de mortalidad y un alargamiento de la edad en que se es beneficiario de alguna prestación.
b) Disminución de la población cotizante y envejecimiento de la población, debido a la baja tasa de actividad y una gran cantidad de recursos sin utilizar (desempleo estructural), lo cual hace aumentar la relación de dependencia o dicho de otra manera, el número de personas que sostiene cada activo ocupado, así como la relación de la población cotizante respecto a la población beneficiaria.

  1. 7.    Problemas de mercado o problemas políticos

El primer problema, el financiero:
Los Presupuestos Generales del Estado para 2012 ascendieron a 1,1 Billón de euros.

•             El capítulo de Gasto Social Ascendió a 175.382 Millones de euros en el 2012, que engloba entre sus partidas más importantes:
•             Pensiones…………………… 115.825 Millones de €
•             Desempleo………………….   28.805 Millones de €
•             Sanidad……………………….     3.974 Millones de €
•             Educación……………………      2.220 Millones de €

El Pacto de Toledo (con posterioridad ley 27/97), establece la separación de fuentes de financiación. La financiación de las prestaciones contributivas dependerá de las cotizaciones. Las prestaciones no contributivas y las universales de sanidad y servicios sociales, se financian mediante impuestos.
Esta separación financiera, por un lado el sistema contributivo, por el otro el resto (pensiones no contributivas, sanidad, etc.), sienta las bases para dinamitar el sistema en su principio de solidaridad y reparto.
Fijemos simplemente  la barbaridad que supone que para acceder a la jubilación ordinaria, según la ley 27/2011, el trabajador tiene que tener 65 años de edad y 38,5 años reales cotizados, sino deberá marcharse a los 67 años con 37 años cotizados reales. Son “carreras” profesionales imposibles, desde la década de los 90 del siglo pasado, pues la mayor parte de los trabajadores que entraron en esas fechas a formar parte de la población activa, tienen una relación con el mercado laboral de alta rotatividad (trabajo/desempleo) y desde el 2009, a casi 6 de cada diez jóvenes entre los 16 a los 25 años, se les impide su acceso al mercado de trabajo. ¿Hasta cuándo tendrían que estar trabajando para acceder a una pensión contributiva digna y suficiente estos jóvenes?
Sólo quien tenga o pueda tener una vida profesional estable (segmento de trabajadores masculinos –sobre todo- de grandes empresas y sindicalizados), accederá a una pensión contributiva y proporcional a lo aportado.
Este sistema elimina el problema del déficit:

El superávit contable de la Seguridad Social es histórico, inclusive en los tres últimos años de crisis, hasta el 2011 y 2012, que se entra en déficit contable:
•             Año 2005………………………     6.022 Millones de €.
•             Año 2006………………………    11.900 Millones de €.
•             Año 2007………………………    14.104 Millones de €.
•             Año 2008………………………    14.000 Millones de €
•             Año 2009………………………      8.500 Millones de €
•             Año 2010………………………       2.400 Millones de €

Pues de aparecer superávit en el segmento contributivo se constituye un fondo de reserva: Fondo de Reserva con valor patrimonial a diciembre 2012 de 63.000 millones de euros.
Para que en situaciones de reducción de cotizantes, pueda cubrirse el déficit con el fondo: En el ejercicio 2012 se han abonado las pagas de junio y diciembre a todos los pensionistas, con dinero proveniente del Fondo de Reserva, por medio de un real decreto que modifica su utilización, en qué circunstancias y en qué cantidades.

El problema del déficit o problema financiero, tiene infinidad de aristas:
  • El aumento de cotizantes vía inmigración (Los trabajadores migrantes del 2000 al 2005, llegaron a cientos de miles y fueron utilizados como mano de obra cotizante, como un factor de sostenibilidad del estado de bienestar de los países “ricos”).
  • La falta de periodos de cotización suficientes debido a la alta rotación del mercado laboral.
  • La disminución de los ingresos por la disminución de las cotizaciones empresariales.
  • La separación de fuentes y la ruptura del principio de solidaridad y reparto.
  • El no destopar las bases máximas de cotización, con lo cual se secuestran miles de millones a los ingresos.
  • El financiar a lo largo de los distintos ciclos económicos, con recursos públicos, los ERE de las Empresas. Etc.,etc.

  1. El supuesto cientifismo, no es sino ideología:
La literatura es tan abundante y reiterativa que siempre nos encontraremos con estudios de simulación en todos los países (sobre todo en aquellos de la UE –Alemania, Francia, Austria, Italia, Portugal, etc.- que sus gobiernos tienen problemas con el déficit marcado en el Pacto de Estabilidad) y resultados o conclusiones fijando mecanismos de corrección o salvación, pero finalmente todo concluye en un elemento clave: en el año 2020, 2045, o 2180 el sistema quiebra si no se actúa.
Estos estudios trabajan con categorías económicas (supuestamente no políticas, como si las mismas fueran elegidas por una ley sobrenatural, sin determinación de la voluntad de los individuos), sesgadas  o con una visión limitada (orientada) por el mercado en los procesos de apropiamiento de recursos públicos para su traslado a los mercados financieros y sus mercaderes, sean financieros, fondos de pensiones, sean aseguradoras.
La mayoría de estos estudios, en una época de universalización de la forma mercancía, de santificación de los mecanismos de mercado, tienen la intención, ni siquiera el trasfondo, de potenciar los fondos de pensiones de gestión privada y/o su conversión a un sistema de cuentas anuales de contribución definida (contributividad), revalorizadas de acuerdo con el salario medio . Un mix entre sistemas de reparto y capitalización.
El fin, el objetivo de estos estudios es ideológico y político que no es otro sino, implementar en el ciudadan@ medio el temor al futuro  -en gran medida el terror a quedarse sin pensión o sin prestación suficiente-, con la simple mención de problemas catastrofistas, los cuales parece que no obedecen a unas causas ni tuvieran responsables. Son como las plagas y las pandemias de la antigüedad, ante lo cual se instala socialmente, la inevitabilidad de unas determinadas actuaciones.

  1. El Informe de los “expertos” y su mentiras” y el Anteproyecto de Ley y sus mentiras:
Primera: Su ciencia no es ciencia, sino pura ideología estafadora.
  • En 1995 ya vaticinaban (informe de estos mismos expertos, pagados por el BBVA y la CAIXA), el desastre del sistema de pensiones para 2010. Lo que transforma esos “saberes” (creencia de que en el 2010, el sistema de pensiones públicas sería insostenible), en ideología, es la “creencia” de estar produciendo (informe) un saber exacto, lo cual se ha demostrado en la realidad (2010) que lo “producido” en 1995, no era sino “pura ideología “ para causar alarma social y, de esta manera, que el robo de las pensiones públicas por aseguradoras y bancos, pasara como ciencia inexorable.
  • Ahora pretenden lo mismo.
  1. Segunda: el excesivo Gasto……….
El gasto social en Pensiones en el estado español, en % sobre el PIB, es decir la riqueza que todos y todas creamos en un año, es menor en 4,6 puntos que en Francia; en 5,2 puntos que en Italia; en 3,5 puntos que en Grecia; en 2,4 puntos que en Portugal y, en 0,8 puntos que en Alemania.

  1. Tercera: los Ingresos insuficientes…
Los Ingresos por cotizaciones sociales se encuentran disminuidos por las 17 maneras- formas de que gozan los empresarios para desgravar, reducir o simplemente no cotizar sus cuotas patronales, llegando a resultar simbólicas y, por la bajada de las cotizaciones patronales desde la primera gran reforma de la Seguridad Social en 1985.

  1. Cuarta: Los ingresos por cotizaciones se verían incrementados en miles de millones anuales si:
Se destoparan los salarios altos (a partir de 36.000 euros) Y SE COTIZARA POR TODO LO INGRESADO.
Se eliminaran las desgravaciones y reducciones fiscales en los planes de pensiones privados, de todos los planes de pensiones (individuales, asociados y de empleo).
Se diera empleo a las personas, en vez de impedirles trabajar o echarles a la calle.
Se aumentaran los salarios.

  1. Quinta:
Si en 6 años (desde el 2007) se han perdido 3,3 millones de cotizaciones directas, es porque los empresarios han decidido no “dar empleo”; el gobierno les ha facilitado con la Reforma Laboral el despido libre y muy barato, y se sigue produciendo más cantidad de riqueza en términos de PIB, pero ahora con 4 millones menos de trabajadores/as.

  1. El hecho de que haya más esperanza de vida, sólo significa que la mortalidad infantil (sobre todo), es drásticamente menor, pues ahora se goza de mejor salud e higiene y para nada tiene que ver con ser “unos voraces consumidores de recursos públicos”. Quienes consumen más pensiones, porque viven más son los ricos.
  2. Séptima:
  • Las pensiones medias en los últimos años, siguen bastante por debajo de los 1.000 euros, luego no se perciben pensiones que no sean sino resultado de los salarios más frecuentes durante la vida activa.
  • Las pensiones medias aumentan, porque las pensiones de más de 1.500 euros hasta la máxima pensión de 2.548,11 euros, que representan el 12,5% de todas las pensiones, es decir 1.123.294 pensiones, distorsionan estadísticamente la realidad de la mayoría de las pensiones que ascienden a 9.037.597, subiendo la media de la pensión anual, cuando la mayoría de las pensiones, el 51,58%, se encuentran por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (630,45 euros), es decir casi 5 Millones de pensiones.
  • Pensión media a enero 2013, ascendía a 849,60 euros.

  1. 16.  Octava: Lo del envejecimiento de la población, resulta el argumento más abominable desde cualquier óptica humana racional:
  • Se nos quiere obligar a jubilarnos a los 67 años o 70 y, a la vez, tenemos 6 de cada 7 jóvenes de 16 años a los 25 años, parados y paradas por decreto de los mercados –público y privado-, y sus mercaderes.
  • Sólo con aplicar la rotación (sustitución) de un trabajador/a joven por un trabajador/a, a partir de los 60 años, de aquí al 2027, se generarían millones de cotizaciones, se dignificaría la vida de las personas en su tiempo liberado de los trabajos obligatorios y, a la vez, se abriría la posibilidad de futuro para millones de personas jóvenes.
  1. Novena: El hacer depender las pensiones presentes y futuras del déficit (ingresos – gastos), es la última mayor estafa que, estos miserables del gobierno y los “expertos”, políticos, empresarios y financieros, quieren realizar por varias razones “lógicas”:
Al sistema financiero – inmobiliario, se le ha proveído directamente de 41.000 millones de euros e, indirectamente, se le ha venido avalando (deuda del estado) hasta más de 300.000 millones de euros.
El sistema impositivo a empresarios y al capital, les permite un fraude de al menos 70.000 millones de euros actuales a través o por medio de desgravaciones, deducciones, reducciones, e incluso, eliminaciones de impuestos, en toda la cadena impositiva del Impuesto de Sociedades, las SICAV, el Impuesto de Patrimonio, el impuesto sobre depósitos, fondos de inversión, etc.

  1. La riqueza que creamos entre todos y todas, es decir la mayoría social salarizada, se reparte cada vez en mayor medida de manera muy desigual, es decir, cada vez hay más injusticia social:
Las rentas altas (una exigua minoría), ha sextuplicado sus ingresos a costa del robo por desposesión de las rentas salariales de la inmensa mayoría y, por el contrario, sus contribuciones (impuestos) al sostenimiento de lo común, ha disminuido en los últimos 6 años; es decir, los ricos/poderosos son cada vez más ricos y poderosos a costa de lo común.

  1. Undécima:
Siempre habrá dinero (generamos riqueza y tenemos recursos suficientes y más), para abonar las pensiones y, además, que éstas se dignifiquen; solo hay que cumplir y hacer cumplir [por parte de quien viene obligado a legislar por el interés general y lo común], la legalidad vigente (CE), pues estamos en un estado social y de derecho que obliga a pensiones suficientes y dignas para todos y todas.

Los derechos violados son concretos:

  • Se priva del derecho a pensión a un número importante de trabajadores por no tener años efectivos suficientes de cotización.
  • Se nos obliga a retrasar “voluntariamente” nuestra jubilación más allá de los 65 años, por no tener cotizaciones suficientes, al no tener los años cotizados suficientes para el 100% de la Base Reguladora.
  • Se agranda la desigualdad y se privilegia a los salarios altos y a una minoría de trabajadores/as con carreras laborales largas e ininterrumpidas.
  • Se detraen fondos públicos hacia los planes privados de pensiones.
  • Se debilitan los principios de reparto, solidaridad y suficiencia de nuestro sistema público de pensiones, al profundizar en la contributividad de toda la vida laboral y se facilita que la banca asuma cada vez más ese 9,9% del PIB que suponen nuestras pensiones públicas (103.000 millones de euros).
  • El mercado privado, sobre todo el financiero, siempre ha considerado que el bocado de la seguridad Social es demasiado apetitoso, como para seguir siendo “monopolio” de lo público.
LO QUE HABRÍA QUE REFORMAR
  • Capítulo de Ingresos: Lo que no entra a la Caja Común, por los topes en la cotización de los salarios altos (bases máximas):
    • El número de cotizantes por las bases máximas puede superar los 2 millones de personas, es decir más del 12% de todos los cotizantes (16.1 millones a marzo 2013). En estos 2 millones están comprendidos empresarios, directivos, ejecutivos y gran parte de los asalariados en grandes empresas y determinados sectores de actividad como la energía, automoción, sector financiero, telecomunicaciones… El detraimiento de ingresos por el exceso de sus salarios topados, es muy significativo, pues puede llegar hasta el 45% de media salarial que no cotiza. Suponiendo un trasvase directo a los planes de pensiones individuales o al consumo.
    • Los salarios medios de los Consejeros de las Empresas Cotizadas del Ibex 35, ascendieron en el 2012 a la friolera de + de 500.000 € y el salario medio de personal de alta Dirección de estas mismas empresas que eran 1.216, ascendía hasta los + de 700.000 €.
    • Existen 7.000 personas que declararon ingresos superiores a 600.000€ en el 2012.

  • Terminar con la desfiscalización del capital:
Incrementos de los impuestos de:
  • Beneficios, de rentas superiores a 60.000 euros, de patrimonio, de transacciones financieras.
  • Aumentar las Pensiones Mínimas, de manera universal, a 1.200 € en 14 pagas.
  • Terminar con las subvenciones a las cotizaciones empresariales.
  • Terminar con el doble fraude fiscal, el legal y el ilegal de las rentas altas.
Defendamos las pensiones públicas
Por el reparto del trabajo y de la riqueza
Por el derecho a una vida digna