dijous, 12 d’agost de 2010

Algo huele ha podrido en la Privatización de la conservación integral de la jardinería del barrio de la Sagrera

La Dirección del Instituto Municipal de Parcs i Jardins de Barcelona pretende sumar una nueva privatización del servicio público, incumpliendo de esta manera con los Estatutos del Institut y con el Convenio Colectivo, que dicen que estos trabajos se ejecutarán de forma directa y con personal propio. En este caso se trata de la conservación integral de la jardinería del barrio de la Sagrera de Barcelona, que incluye el Parque de la Pegaso, Jardín de Elche, Plaza de la Hispano Suiza y el resto de zonas ajardinadas del barrio. El motivo que argumenta la Dirección del Instituto, excusándose en la crisis económica, para este nueva privatización es la falta de medios humanos y materiales para llevar a cabo las tareas encomendadas a la brigada de la zona y por ello opta por privatizar el servicio a través de “empresas de inserción dedicadas a trabajos de reinserción social y laboral de persones con especiales dificultades”.

Durante muchos años el Comité de Empresa ha reclamado Ofertas Públicas de Empleo bien nutridas que incorporasen un amplio porcentaje de personal discapacitado para hacer frente a las necesidades de personal y así llevar a cabo las tareas encomendadas a este Instituto de manera eficiente. Ahora nos comunican que por falta de personal se ven obligados a privatizar la jardinería pública de un barrio de la ciudad.

La apuesta de esta ciudad por la jardinería pública desde la salida del franquismo hasta los años 90 fue una constante. Parcs i Jardins de Barcelona ha sido referencia jardinística a nivel estatal, y ahora la gestión política de la dirección municipal de IC-EUA están truncando una trayectoria profesional que era la envidia de cualquier servicio municipal de jardinería.

El 27 de julio de 2010 se celebró la apertura de las ofertas de la contrata destinada a mantener la zona ajardinada del barrio de la Sagrera. Se han presentado 5 ofertas, y curiosamente 4 de ellas han sido ofertas de 0.02 euros por debajo del precio de salida. Fantástica coincidencia en la que todas las empresas ofertantes han propuesto ofertas de 272.729,38 euros. La única empresa que ha rebajado sustancialmente el precio de salida de la plica ha sido Barna Verd, la antigua empresa a cargo del Parc de la Guineueta que perdió la contrata en el mes de abril después de 25 años. No es casualidad que todas las personas y personajes a los cuales se les comentó el tema previamente a la apertura de ofertas vaticinaron que Barna Verd conseguiría el contrato. No es todavía definitivo, pero ya viene oliendo a podrido. Todos los indicios dan a entender que a Barna Verd se le va a conceder la contrata, aun a riesgo de acusaciones de prevaricación, de amiguismo, de pago de favores, de especulación, de información privilegiada...

La contratación de servicios a empresas especiales para la reinserción de personas con discapacidad no es un caso aislado, ya en 2007 vimos como el Parque de Aigües del Guinardó y su zona urbana de influencia pasaba a manos privadas. Y desde hace muchos años otros jardines como el Parc de la Guineueta, El Putxet, o Vil·la Amelia trabajan con personal discapacitado. Personal que lejos de integrarse en el Institut se perpetúan en las condiciones laborales, precarias y con sueldos miserables, de estas empresas especiales ampliamente subvencionadas.

El señor Ricard Gomà i Carmona, como presidente del Institut Municipal de Persones amb Discapacitat y compañero de partido de la presidenta de Parcs i Jardins, la sra. Imma Mayol, expresa de la siguiente manera sus funciones: “...impulsar polítiques i actuacions perquè les persones amb qualsevol tipus de discapacitat puguin desenvolupar els seus projectes vitals d’una manera autònoma, en igualtat de condicions, i amb respecte a les diferències.” (Vaya que con 600€ al mes se puede vivir)

El Institut Municipal de Parcs i Jardins también ha ido incorporando personal de estas características y trabajan totalmente integrados en la plantilla con los mismos derechos, deberes y sueldo que cualquier trabajador, con lo cual sus posibilidades de emancipación, sus expectativas de independencia y por tanto su integración tanto laboral como social se hacen más posibles. Por contrario en estas empresas de integración los sueldos rondan los 600 euros y sus derechos laborales son los mínimos, lo que dificulta la integración real de estas personas y crea un asistencialismo no deseable.

De todo esto podemos extraer que los motivos de la privatización de este servicio no parte del ánimo de la integración laboral, sino de desmembrar Parcs i Jardins mediante la no contratación de personal propio. Al no contratar personal propio no podemos dar el servicio en condiciones, y esto nos llevará poco a poco a una cesión de los espacios públicos al beneficio empresarial.

No debemos dejar que este servicio municipal pase a manos privadas, sino que debemos tratar de reforzarnos mediante la contratación de personal y la adquisición de los medios necesarios para poder dar al ciudadano un servicio acorde a las expectativas; sin excusas; sin dejar que las zonas verdes se deterioren.

El aumento en 70 personas del cuerpo técnico (la mayoría de ellos contratados a dedo) durante los últimos 4 años y la disminución del personal directo de mantenimiento y conservación de los jardines públicos no es gratuito, responde a una clara intención de desprestigiar y de malbaratar nuestro servicio público, abandonando las zonas verdes. Las brigadas y personal de calle de Parcs i Jardins no son los culpables de la mala gestión, sino víctimas de la precariedad de medios, de la falta de personal e inversión pública. La contraprestación es la externalización los servicios en beneficio de la empresa privada.

Con ello quieren desprenderse de la ejecución directa y adjudicar el servicio a cualquier “Millet” que quiera aprovechar la oportunidad de apoderarse de la jardinería pública, encareciéndola y extrayendo sus beneficios de las arcas municipales, en lugar de invertir los impuestos de todos en dar un servicio municipal directo, de calidad y digno a la ciudadanía.

Hoja informativa de CGT contra la privatización

1 comentari:

Anònim ha dit...

espanya va bé y catalunya millor