dijous, 25 de setembre de 2008

SOS ¡El Estado al rescate!


"Se actuó para evitar el descalabro total. A grandes males, grandes remedios. Es un enorme coste para un enorme problema. La alternativa es el desastre". Así de contundente se mostró el Gobierno Norteamericano, que ha diseñado un suculento plan económico de emergencia que permitirá inyectar 700.000 millones de USD de las arcas públicas a Wall Street para así evitar el colapso del sistema.

El Estado comprará aquellos activos que estén mermando la economía norteamericana, sin garantías concretas de poder recibir ese dinero en el futuro. A ello se unen las intervenciones de entidades hipotecarias privadas como Fannie Mae, Freddie Mac e IndyMac, además de planes de estimulación fiscal, con unos gastos que rozan los 500.000 millones de USD. Todo ello ha dejado, hoy por hoy, el endeudamiento del déficit público norteamericano por las nubes.

En tiempos eufemísticos de "recesión económica", los capitalistas dejan de lado su moralina privatizadora, el libre mercado y las leyes invisibles reguladoras para acudir como diablos a las puertas de la Administración Central a llorar por su salvación. Al más puro estilo Keynesiano, el Estado Norteamericano, se apresura raudo a intervenir en el maltrecho sistema capitalista para parchear sus contradicciones intrínsecas.

Una vez más queda en exposición la precariedad y la sinrazón de un sistema corrupto y depredador: las crisis del sistema capitalista las pagan, en definitiva, los trabajadores. La burguesía capitalista se tendrá que conformar con "ganar menos" durante un periodo de tiempo que ellos esperan, sea lo más breve posible. Veremos hasta donde llega ese optimismo

komikelx